TECNOLOGÍA BBVA se apunta a la identificación por el iris de Samsung

Los usuarios de la app del banco español que tengan uno de los últimos modelos de Samsung podrán utilizar el escáner de iris como contraseña
Una de las características más diferenciadoras de los últimos móviles de Samsung (Galaxy S8, S8 Plus y Note 8) es que se puede optar por un escáner de iris como modo de autenticación en lugar de la huella digital.

Si lo que se busca es seguridad, en el reconocimiento del iris se utilizan 225 características distintivas frente a las 40 de las huellas dactilares, como recuerda un estudio reciente de Affinion. Así que no está mal optar por él tratándose, además, de una aplicación bancaria.

La convocatoria conjunta de Samsung y BBVA tenía su morbo, ya que el banco español presume de aplicación. Y tiene motivos para ello, ya que ha sido reconocida por la consultora Forrester Research como la mejor app de banca móvil del mundo. Y el fabricante coreano, por su parte, presume de su Samsung Pay para realizar pagos desde el móvil. La pregunta en el aire era ¿BBVA entrará en la plataforma Samsung Pay? Y la respuesta fue afirmativa. Aunque con matices, en breve los clientes del BBVA que tengan un Samsung podrán pagar a través de Samsung Pay.

Pero, dejando aparte el futuro, aunque sea el cercano, la actual colaboración entre el banco español y la tecnológica coreana implementa el escáner de iris de Samsung Pass en la propia aplicación de servicios de banca móvil del BBVA. De esta forma, los clientes del banco que tengan un Samsung de última generación podrán utilizar su iris como contraseña de acceso.

El sistema de configuración es sencillo una vez que está activado como modo de desbloqueo del móvil; se selecciona en el menú de la app como modo de acceso y listo. En la actual versión, al arrancar la app muestra una pantalla inicial en la que pide que se opte por un método u otro, pero en la próxima actualización (22 de noviembre) si se ha configurado el escáner de iris lo hará automáticamente.

En caso de que falle la lectura del iris, se solicitará otro método. Esta opción más que complementaria es necesaria, ya que los sistemas de identificación basados en el iris son muy sensibles a las condiciones lumínicas. Una iluminación baja, contraluces… pueden hacer que no funcionen.

Es el primer banco con «presencia global» que incorpora este sistema, después de pruebas en entidades más locales en Reino Unido, Estados Unidos y Corea y puede simbolizar la importancia que está cobrando la banca móvil para el sector.

Según datos del BBVA, actualmente el 26,5% de todas las ventas son digitales y de ellas, más de la mitad proceden de móviles. De los 3,9 millones de clientes de banca digital, tres millones lo son de banca móvil y éstos son los que se muestran más activos, con más de 56 millones de accesos mensuales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *