Reducen los ingresos en Vodafone por sus bajas tarifas

Vodafone registró unos ingresos totales de 1.215 millones de euros en España en su primer trimestre del ejercicio fiscal 2018-19 (entre abril y junio), lo que supone una caída del 1,5 % con respecto al mismo periodo del año anterior, aunque los ingresos por servicios descendieron un 2,2% hasta los 1.114 millones.

La compañía atribuye esta caída al reposicionamiento de tarifas que tuvo lugar el pasado mes de mayo, cuando incrementó sin coste alguno para sus clientes de fibra y móvil entre 2GB y 5GB los bonos de los datos móviles, duplicó la velocidad de la conexión de fibra y aumentó los planes con llamadas ilimitadas de móvil.

Entre abril y junio, Vodafone perdió 49.000 clientes de banda ancha fija y 32.000 de televisión, mientras que sumó 141.000 de telefonía móvil de contrato (hasta los 11,68 millones) y 37.000 de fibra (hasta superar los 3,29 millones). El total de clientes móviles subió en 29.000 en el periodo para superar los 14,1 millones, mientras que la base de clientes de fibra de Vodafone España finalizó junio con 2,76 millones.

Los clientes de televisión se redujeron en 32.000 respecto al anterior trimestre hasta alcanzar la cifra de 1,328 millones, aunque aumentaron un 3,3% respecto al mismo periodo del año anterior. Fuentes de la compañía negaron que este descenso pueda ser atribuido al anuncio de la operadora de que no iba a pujar por los derechos del fútbol debido a su escasa rentabilidad.

A 30 de junio, el número de clientes con la propuesta convergente de Vodafone (móvil, fijo, Internet y televisión) ascendía a 2,5 millones, 66.000 más que hace un año. En esa fecha, la red de fibra alcanza a 20,9 millones de unidades inmobiliarias (de las que 10,3 millones corresponden a despliegues propios o compartidos), un avance de 400.000 en el trimestre que contribuyó al crecimiento de la cartera de fibra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *