La banca de la eurozona predice un endurecimiento de los criterios para conceder hipotecas

La banca de la eurozona predice un endurecimiento de los criterios para conceder hipotecas sobre viviendas, según la última encuesta sobre préstamos bancarios del Banco Central Europeo (BCE).

Por otra parte, los bancos de la zona euro esperan un alivio en las condiciones para conseguir créditos al consumo, y el mantenimiento de los estándares de préstamos a las empresas.

«En el primer trimestre de 2022, los bancos de la zona del euro esperan un endurecimiento neto moderado de los estándares crediticios de los préstamos a hogares para la adquisición de vivienda», advierte la institución.

En los tres últimos meses de 2021, los bancos de la eurozona «endurecieron muy ligeramente» los estándares para la concesión de crédito a las empresas, mientras que mantuvieron estables las condiciones para la concesión de hipotecas y relajaron moderadamente los criterios para el acceso a créditos al consumo y otros préstamos a hogares.

Los bancos encuestados mostraron una visión «generalmente benigna» de los riesgos crediticios de las empresas y los hogares sobre la base de una evaluación positiva general de las perspectivas económicas, a pesar de la actual situación de pandemia y el impacto de los cuellos de botella en el suministro.

Desde el lado de la demanda, los bancos informaron de un aumento considerable en las solicitudes de préstamos o de líneas de crédito de las empresas durante el cuarto trimestre de 2021 ante unas necesidades más fuertes de financiación tanto para el capital de trabajo como para inversión fija de las empresas respecto al trimestre anterior.

Además, los bancos continuaron reportando un impacto positivo en la demanda de préstamos para otras necesidades de financiación, incluyendo actividades de fusiones y adquisiciones y refinanciamiento y reestructuración de deuda.

Por su parte, la demanda de préstamos para la adquisición de vivienda y para el consumo y otros préstamos a los hogares aumentó en términos netos en el cuarto trimestre de 2021 como consecuencia del nivel de confianza del consumidor y el bajo nivel general de las tasas de interés.

Las perspectivas del mercado de la vivienda también tuvieron un impacto positivo en la demanda de hipotecas, mientras que el gasto en bienes duraderos registró un pequeño impacto negativo en el crédito al consumo.

De cara al primer trimestre de 2022, las entidades han expresado su confianza en que la demanda neta de préstamos por parte de las empresas y hogares de la zona euro continuará aumentando.

Según los bancos encuestados, el acceso a la financiación minorista siguió mejorando en el cuarto trimestre de 2021. Además, los bancos informaron de que las medidas de supervisión y regulación tuvieron un efecto positivo en su posición de capital en 2021.

Por último, los bancos de la zona del euro informaron que las garantías gubernamentales relacionadas con la Covid-19 continuaron apoyando los estándares crediticios de los bancos para préstamos a empresas en la segunda mitad de 2021.

No obstante, se recortó la demanda de créditos con garantías gubernamentales relacionadas con la pandemia, mientras que se incrementó la de préstamos sin esas garantías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.