Características de Hipoteca Variable
  •  Financia hasta el 80%
  •  En un plazo máximo de 30 años
  •  Revisión semestral de intereses

Descripción de Hipoteca Variable

La Hipoteca Variable de BBVA es un préstamo hipotecario destinado a la compra de la vivienda habitual. Durante el primer año, tiene un tipo fijo establecido del 1,99%. A partir del segundo año y durante el resto de plazo de la hipoteca el interés podrá ir desde euríbor + 0,99% hasta 1,99% de diferencial y una TAE Variable del 2,52%. 

Financia hasta el 80% del valor de tasación o del inmueble (depende del valor menor) y hasta el 70% del valor de la segunda vivienda.

Para este tipo de interés los clientes deben domiciliar de formar ininterrumpida la nómina (min 600 €) o pensión (min 300 €), desempleo o autónomos en BBVA.

Tener contratado, vigente y al corriente de pago el Seguro Multirriesgo Hogar con BBVA Seguros y un seguro de amortización de préstamo con BBVA Seguros por al menos el 50% del importe del préstamo. Si la mitad del importe del préstamo concedido es superior a 150.000 €, deberá asegurar como mínimo este importe.

En caso de no contratar estos productos o no cumplir estas condiciones el diferencial podrá variar. Este se revisará de manera semestral, al igual que el tipo de interés según el último euríbor publicado. 

En cuanto al plazo, sería de hasta 30 años. No obstante, el plazo dependerá siempre de la edad del solicitante puesto que la hipoteca finalizará como máximo cuando el titular más joven con ingresos cumpla 70 años.

Esta hipoteca no tiene comisión de apertura. En caso de querer amortizar parcial o totalmente la hipoteca es necesario solicitarlo en una oficina física de la entidad con un mes de antelación y realizar un ingreso mínimo de 300€ y no presenta comisiones

Ejemplo representativo

Fórmula TAE

La TAE o Tasa Anual Equivalente indica el coste total de la formalización de un préstamo hipotecario. Este indicador ofrece una visión completa de todos los costes que conlleva la contratación de una hipoteca, por ejemplo, desde la comisión de apertura hasta los seguros de vida y de hogar. La finalidad de la TAE es homogeneizar la información suministrada por las diferentes entidades financieras.

Para calcular la TAE hay que tener en cuenta el tipo de interés del préstamo. A este porcentaje habrá que sumarle los diferentes gastos que el cliente tendrá que asumir a la hora de formalizar la hipoteca. Fijarse en las comisiones y los gastos incluidos en cada oferta te facilitará la comparación entre diferentes hipotecas. Básicamente, el coste efectivo de una operación financiera depende de 3 factores:

  • El tipo de interés nominal, o TIN
  • Las comisiones y gastos bancarios, como las comisiones de estudio o apertura.
  • El número de pagos, o plazo de la operación

Para saber cuál es la TAE de mi hipoteca habrá que introducir todos los datos de mi préstamo en esta fórmula que nos calculará la TAE.

Esta es la formula que se utiliza para calcular la TAE de una hipoteca. En este caso las letras y números significan lo siguiente:

Fórmula para calcular el TAE de una hipoteca