FMI: la inflación se acelera en América Latina

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha informado que la inflación se ha acelerado en las economías más grandes de América Latina, pero las políticas monetarias han mantenido ancladas las expectativas de aumento de precios a largo plazo.

Brasil, Chile, Colombia, México y Perú registraron un aumento de precios del 8,3% al cierre de 2021, el mayor que se ha evidenciado en 15 años y una tasa superior a las lecturas de otros mercados emergentes. Mientras que Argentina ha reportado un avance de la inflación superior al 50%.

El FMI ha señalado que aparte del alza de los precios de las importaciones y las materias primas, la debilidad de las divisas y la demanda reprimida de los consumidores, los aumentos incorporados que se ajustan con la inflación han aumentado los precios aún más en algunos casos en la región.

El organismo ha explicado que, en Brasil, Chile, Colombia, México y Perú, los bancos centrales han ganado credibilidad, porque las tasas de interés referenciales se elevaron el año pasado entre 1,25 y 7,25 puntos porcentuales.

Los expertos consideran que el endurecimiento de las políticas monetarias, junto con la orientación a futuro, han ayudado a mantener las expectativas de inflación.

En este sentido, el FMI ha indicado que «las expectativas de inflación a largo plazo siguen relativamente bien ancladas, lo que refleja la confianza en la política monetaria para que la inflación vuelva a los objetivos. Sin embargo, las expectativas de inflación a corto plazo son elevadas, lo que sugiere la necesidad de una supervisión continua».

Otra de las variables que se deben tomar en cuenta es el establecimiento de una política monetaria más estricta en Estados Unidos, porque esto aumentaría la presión sobre América Latina y otros mercados emergentes.

Desde el FMI han apuntado que «las autoridades podrían prepararse para el endurecimiento de la política monetaria de Estados Unidos extendiendo los vencimientos de la deuda pública, reduciendo las necesidades de renovación fiscal y limitando la acumulación de depreciaciones de monedas en los balances del sector financiero cuando sea posible».

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.