Endesa obtuvo un beneficio neto de 1.459 millones

Endesa obtuvo en los nueve primeros meses del año un beneficio neto de 1.459 millones de euros, lo que supone un descenso del 3,4% respecto al mismo periodo del ejercicio precedente, informó la compañía.

El resultado ordinario neto fue de la misma magnitud, con un descenso del 14,2% respecto a los 1.700 millones del mismo periodo del año anterior. Este descenso, según la compañía, refleja el impacto negativo que la excepcional subida de los precios de electricidad, motivado principalmente por el fuerte incremento del precio del gas y, en menor medida, del de los derechos de emisión del CO2, está teniendo en su cuenta de resultados.

A pesar de este contexto adverso marcado por la escalada de las materias primas energéticas, Endesa registró un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 3.125 millones de euros, solo un 0,4% inferior al del periodo enero-septiembre de 2020. En términos comparables, descontando las provisiones de personal por importe de 143 millones realizadas el año pasado, el Ebitda se incrementó un 4%.

Los ingresos aumentaron un 43,6%, hasta los 18.603 millones de euros, mientras la inversión alcanzó los 1.414 millones de euros, con un crecimiento del 20,5% respecto al mismo periodo del año anterior.

El desempeño del negocio regulado cumplió con las expectativas con una mejora del margen bruto del 3%, hasta los 2.248 millones de euros, mientras que el Ebitda creció un 7% hasta los 1.719 millones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *