Casavo invertirá 300 millones de euros en la compra de 600 viviendas en España

Casavo acelera en España. La empresa de compraventa y reforma de viviendas invertirá este año 300 millones de euros en la adquisición de 600 propiedades en el mercado español, según las estimaciones de su director general en España, Francisco Sierra.

En su primer ejercicio completo en España el pasado año, la compañía italiana compró un total de 160 viviendas con una inversión de más de 65 millones de euros. Madrid, Barcelona y Lisboa son las principales plazas donde opera el grupo, aunque también está presente en Málaga y Sevilla.

“Una de las claves de nuestro negocio es hacer rotar el capital lo más rápido posible”, señala Sierra, que explica que “adquirimos la vivienda y enseguida entramos a reformarla, un proceso que nos puede durar unos cinco meses antes de ponerla en el mercado de nuevo para su venta”.

Casavo es una proptech en la que participan fondos como Exor (de la familia Agnelli), Project A, 360 Capital o Green Oaks. La financiación para el desarrollo de sus operaciones la obtiene de Goldman Sachs y el fondo de deuda D.E. Shaw. La empresa fue fundada en 2017 en Milán y, de hecho, concentra el 75% de sus ventas en Italia, siendo España su segundo mercado.

“Compramos, reformamos, es decir, aportamos valor al activo, y vendemos”, señala Sierra. Otra de las palancas de crecimiento de Casavo es la rapidez en la de reforma de inmuebles a un coste competitivo. “Conseguimos un ahorro de un 25% sobre un particular en las reformas porque generamos mucha actividad y conseguimos tarifas más competitivas”, apunta el director general del grupo en España. En este punto, Sierra reconoce que el precio de los materiales y las obras se han encarecido un 10%, un sobrecoste que “no tenemos más remedio que trasladar a los compradores”.

Con un equipo de cien profesionales repartido en cinco oficinas en España y Portugal, el director general de la proptech quiere subrayar su predisposición a trabajar codo con codo con agentes de la propiedad inmobiliaria. “Tanto para las compras como para las ventas”, apunta.

Finalmente, Sierra repasa la situación del mercado residencial y apunta a una cierta ralentización de la demanda con el previsto endurecimiento de la política monetaria. “Actualmente, hay mucha más demanda que oferta y debería equilibrarse, algo que puede suceder con la subida de los tipos de interés y el endurecimiento de la financiación”, concluye.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.